¿Colocar suelo laminado o vinílico? Ventajas de la tarima - Arquidecora

¿Colocar suelo laminado o vinílico? Descubre las ventajas de la tarima sintética

Razones por las que colocar suelo laminado es tan popular en las reformas actuales 

Colocar suelo laminado es confiar en uno de los pavimentos más populares en las reformas actuales. Y es que sus componentes sintéticos, a imitación de la madera natural, son un reclamo cada vez mayor gracias a la evolución de estos pavimentos los últimos años. Incluso superan la aceptación del suelo vinílico.

Cuando hablamos de suelos laminados en realidad lo hacemos de tableros aglomerados de fibras de madera que han sido mezclados con resinas sintéticas a base de calor y presión. Gracias a ello, ofrecen una gran gama de colores y texturas. La única pega es la debilidad de las juntas. Es decir, los anclajes que se unen durante su colocación.

Esta instalación es, además, muy sencilla. Ventaja que se aúna con la gran resistencia del suelo laminado. Cualidades que lo convierte en una alternativa realmente interesante, además de económica.

Diferencias al colocar suelo laminado o suelo de madera

  • Su composición es sintética.
  • Mayor resistencia en exteriores debido a su composición.
  • Estructura multicapa con imagen de alta definición a imitación de la madera natural
  • Superficie texturizada sobre una capa de melanina
  • No se puede acuchillar, por lo que debe cambiarse una parte o todo entero.

Características del suelo laminado

  • Sirve como aislante acústico
  • Aísla del frío
  • Su composición puede ser ignífuga
  • Es económico
  • Fácil instalación. Sistema de clics
  • Gran variedad de colores y texturas
  • Se limpia con facilidad al no ser un material poroso.

Tipos y clasificación de suelos laminados de interior

Según su resistencia (de AC-3 a AC-6)

Los AC-3 y AC-4 son suelos de menor resistencia, ideales para dormitorios y pasillo poco transitados. Incluso el AC-4 podría usarse en salones y recibidores.

En cuanto a los suelos laminados AC5, hablamos de pavimentos más resistentes, idóneos para centros comerciales y empresas.

Por último encontramos los suelos laminados AC6.  Aguantan el desgaste, arañazos y golpes mejor que los anteriores. Por ello, además de negocios y centros comerciales, cada vez más bares y discotecas optan por esta categoría.

Según grosor (de 6 a 14 mm)

A mayor grosor, mayor estabilidad resistencia. De hecho, cuando más fino sea, más proclive será a curvarse y deformarse. Además, el grosor nos aísla del ruido y de la temperatura exterior. Si bien, esto no lo es todo, porque la calidad del suelo laminado también depende de la densidad. Es lo que diferencia un suelo laminado de otro.

De esta manera, suelos laminados con una densidad menor a 700 kg/m3 ostentarán una calidad inferior. De hecho, es a partir de 900 kg/m3 cuando encontramos las gamas de mayor calidad. Es decir, los tableros HDF, MDF y DM

Diferencia entre tableros HDF, MDF y DM

Un tablero DM, cuyas siglas provienen de densidad media, es también conocido como un MDF. Suele destinarse a interiores y comercios. Además, no solo está presente en el suelo, también en el resto de mobiliario.

De hecho, los suelos laminados se componen de la misma manera que los tableros de los muebles: el acabado en papel decorativo a imitación de la madera o al color deseado se conjuga con una capa de melamina (cuya resistencia se cataloga como AC-X) de diferente grosor, al tiempo que refugian su núcleo sintético. El mismo que define la densidad del tablero.

En cuanto al tablero HDF, se le conoce también como de alta densidad de madera hidrófugo. Es ideal para exteriores. De hecho, es el más habitual entre la tarima sintética exterior, pues que su resistencia a golpes y al clima es muy superior al MDF o a los suelos de vinilo.

Sin comentarios

Comentarios

Tu dirección de email no será publicada.