¿Cómo puedo evitar arañazos en suelos laminados?

¿Cómo puedo evitar arañazos en suelos laminados?

Claves y consejos para evitar arañazos en suelos laminados y mantenerlos como recién instalados

El suelo laminado es una de las opciones preferidas para las reformas en casa. Su durabilidad, facilidad de mantenimiento e instalación, y adaptación al presupuesto y al proyecto de decoración son sus características mejor valoradas. Ahora bien, si en algo coincidimos todos es en querer evitar arañazos en suelos laminados de madera o sintéticos.

Ahora bien, aunque podamos elegir entre varios estamentos de resistencia, lo cierto es que hay un mal común que afecta a todos los suelos laminados: los arañazos y rayaduras.  El motivo: mascotas, muebles, caídas o hasta el mismo calzado y la suciedad.

Consejos para evitar arañazos en suelos laminados

Suciedad

Para evitar arañazos en suelos laminados, lo mejor es proceder a un mantenimiento diario. Quitar el polvo, y limpiarlo con un paño húmedo para luego secarlo. De esta forma, podemos prevenir los arañazos provocados por la suciedad.

Asimismo, utilizar el calzado de la calle, en especial si es un día lluvioso o acumulamos piedrecitas o tierra en las suelas de los zapatos, también puede arañar el suelo laminado. Por eso, lo mejor es dejarlo en un zapatero a la entrada del domicilio.

Mascotas

Los animales, al igual que nosotros, tienen uñas. Eso significa que su movimiento diario, alguna que otra carrera y otras acciones diarias, pueden lastimar el suelo. Así que en el caso de tener mascotas, lo mejor es optar por un suelo laminado de durabilidad AC-6, las más resistente y que puedes encontrar en Arquiservi.

Asimismo, las pisadas de nuestros peludos amigos también se pueden marcar en el suelo. Es por ello que optar por acabados mate sería una opción idónea, además de hacer una limpieza diaria para evitar que la suciedad dañe el suelo.

Mobiliario

Los muebles de nuestro hogar son uno de los candidatos que pueden rayar un suelo laminado si no tenemos cuidado con ellos. Es por eso que aquellos que movamos de manera recurrente o sea susceptibles de ello, deberían tener sus patas protegidas. Bien con goma o bien con fieltro en sus bases, podemos prevenir esos arañazos típicos del día a día.

En cuanto a muebles más pesados, podemos optar por felpudos y otras telas para evitar que el suelo laminado se marque. Asimismo, si debemos moverlos, lo mejor es vaciar el mobiliario y levantarlo. De no ser posible, el uso de telas (toallas, alfombras u otros materiales) en la parte inferior nos ayudará a reducir la fricción y los arañazos.

Reparar arañazos en suelos laminados

Si el arañazo ya está hecho y no tiene remedio, existen en el mercado siempre indicados por cada fabricante, reparadores, limpiadores y quitamanchas que podrás usar para reparar de arañazos tu suelo laminado de madera o sintético.

¡Elige bien tu suelo laminado!

Sin comentarios

Comentarios

Tu dirección de email no será publicada.